Creo por Fe

Las Palabras de Dios son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo. Las Palabras de Dios no retornan vacía, se quedan en lo más profundo del corazón. De manera que, debemos de atesorarla y guardarla. Su Palabra nos dice en Proverbios 4:22-24: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”. Debemos clamar por fe y en voz alta Palabras de sanidad a nuestras vidas cada día.

A medidas que declara Palabras de sanidad a tu vida, Dios escucha tu voz, porque Él apresura Su Palabra para ponerla por obra.

«Y el que estaba sentado en el Trono dijo: He aquí, Yo hago nuevas todas las cosas…» (Apocalipsis 21:5).

Padre Eterno, Tu Palabra dice que Jesús llevó todas mis enfermedades y dolencias en la Cruz del Calvario, gracias por el Precio que pagaste por mí. Gracias por sanarme. En el Nombre de Jesús declaro por fe estas Palabras de Sanidad:

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo apartaré de ustedes toda enfermedad. Éxodo 23:25

El Señor alejará de ti toda enfermedad. No enviará sobre ti ninguna de las plagas malignas que envió sobre Egipto, y que tú conoces, aunque sí las enviará sobre todos los que te aborrezcan (Dt 7:15).

El Señor reanima a los descorazonados, y sana sus heridas (Salmos 147:3).

El Señor perdona todas tus maldades, y sana todas tus dolencias. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. Salmos 103:3-5

Jehová Dios mío, a Ti clamé, y me sanaste. Salmos 30:2

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.com


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here