Dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor

Dios es nuestro Amparo y nuestra Fortaleza; y nuestro pronto auxilio en la tribulación; Él nos prometió que siempre estaría a nuestro lado y sosteniéndonos con Su Mano poderosa.
En un mundo lleno de violencia y odios; la Diestra de Jehová nos cubrirá. La cobertura de Dios nos protegerá de las asechanzas del enemigo. El Todopoderoso es mi Guardador, Dios es mi Escudo y mi Aliento de vida; el que levanta mi cabeza. Dios es mi Roca viva, el que guarda mi andar.
Así como el Salmista David le preguntó a Dios ¿qué es el hombre, para que en él pienses, O el hijo de hombre, para que lo estimes? Aun con todas nuestras altas y bajas, la misericordia de Dios no se puede comparar; Él es un Dios misericordioso que nos ama con amor Eterno y se interesa por Sus hijos. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a Su Hijo Unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16
Aunque el panorama que nos rodea se vea de color gris y la violencia y abusos estén por doquier, tenemos a un Dios Todopoderoso que nos guarda y nos defiende. No podemos ocultar lo que está sucediendo con la humanidad perdida y acelerada; oremos para que sean renovadas las vidas con la luz de Cristo. “… y nosotros esperamos, según Sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia”. En medio de tantas malas noticias, existe un gran remanente de Dios que no se han comprometido con el mundo; sino con el que vive y reina por los siglos de los siglos: Jehová de los Ejércitos es Su Nombre; Nombre que es sobre todo nombre y ante Él, toda rodilla se doblará. Dios es el Juez que vendrá otra vez para juzgar a la humanidad.
Busquemos siempre a Dios, entremos en Su presencia con acción de gracias, estemos firmes; y reconozcamos que sin Él nada podremos hacer. Oremos por nosotros mismos nuestras familias, y los que todavía no conocen a Jesús. Oremos por nuestra nación para que logren alcanzar la luz de Cristo Jesús.
Padre de amor y misericordia, en este día te pido que trate conmigo, trate con todo aquel que está leyendo este mensaje; ayúdanos a obedecerte, ayúdanos a ser firmes. En el Nombre de Jesús clamo por el bienestar de mi pueblo y de mi nación. Que esta nación sea sanada, busque tu Rostro; se convierta a Ti oh, Dios, y se conviertan de sus malos caminos.
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi Nombre es invocado, y oraren, y buscaren Mi Rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces Yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14
Señor sananos y sana nuestra tierra.Bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová.

Bendito sea Jehová, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra; Misericordia mía y mi Castillo, Fortaleza mía y mi Libertador, Escudo mío, en quien he confiado; el que sujeta a mi pueblo debajo de mí.
Oh Jehová, ¿qué es el hombre, para que en él pienses, O el hijo de hombre, para que lo estimes?
El hombre es semejante a la vanidad; sus días son como la sombra que pasa.
Oh Jehová, inclina tus cielos y desciende; toca los montes, y humeen. Despide relámpagos y disípalos, envía tus saetas y túrbalos. Envía tu mano desde lo alto; redímeme, y sácame de las muchas aguas, de la mano de los hombres extraños, cuya boca habla vanidad, y cuya diestra es diestra de mentira.
Oh Dios, a ti cantaré cántico nuevo; con salterio, con decacordio cantaré a ti.
Tú, el que da victoria a los reyes, el que rescata de maligna espada a David su siervo. Rescátame, y líbrame de la mano de los hombres extraños, cuya boca habla vanidad, y cuya diestra es diestra de mentira.
Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud, nuestras hijas como esquinas labradas como las de un palacio; nuestros graneros llenos, provistos de toda suerte de grano; nuestros ganados, que se multipliquen a millares y decenas de millares en nuestros campos; nuestros bueyes estén fuertes para el trabajo; no tengamos asalto, ni que hacer salida, ni grito de alarma en nuestras plazas. Bienaventurado el pueblo que tiene esto; bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová.
Salmos 144
Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.com

1 COMMENT

  1. Amén y amén gracias amado Padre Celestial te pido por mi querida y dolida Venezuela qué te amemos como el único Dios Salvador gracias bendice a mi familia y a todos los hermanos de la fe.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here