Ésta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye” (1 Juan 5:14).

Un joven que trabajaba en el ejército fue humillado por ser cristiano. Un día, su jefe quería humillarlo delante del pelotón, tomó al soldado y le dijo: Toma esta llave, ve a aquel Jeep y estaciónalo enfrente. El joven dijo: yo no sé conducir. Entonces dijo el superior, pídele ayuda a tu Dios. Muestra que Él existe. El soldado tomó la llave y comenzó a orar, luego encendió el vehículo, maniobró y lo estacionó perfectamente.

Al salir del jeep vio todos los soldados de rodillas, llorando y diciendo: Queremos a tu Dios. El joven soldado asombrado, le preguntó qué estaba pasando. El superior abrió el capó del jeep y le mostró al joven que éste estaba sin el motor. “Echa sobre Jehová tu carga y Él te sostendrá; no dejará para siempre caído al justo” (Salmos 55:22).

El Señor no avergüenza a sus hijos, el enemigo desea vernos avergonzados, cabizbajos y derrotados, lo que él no sabe es que los hijos del Señor somos cabeza y no cola. Estamos arriba y no abajo.  Jehová levanta mi cabeza. “Mas Tú, Jehová, Eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Con mi voz clamé a Jehová y Él me respondió desde su Monte Santo” (Salmo 3:3-4).

Este joven soldado se encontró en una situación difícil, donde el enemigo quería avergonzarlo, pero Jehová evitó que él cayera en vergüenza. Ahí donde te encuentras, no importa la situación en que te encuentres, quizás se han aumentados tus enemigos, o quizás te siente con depresión o padeciendo algún problema de salud.

Sea cual fuere tu situación, si perdona, te arrepiente, clama y confía por fe en Dios, Él escucharás tus peticiones de acuerdo al plan que Él tiene para tu vida. El Señor obró en lo imposible y de igual manera Él obrará en ti si cree plenamente en Dios.  Solo  confía en Él. Dios quiere manifestar su Gran Poder en tu vida, está de tu parte si tú permites que Él entre y sea parte de tu vida. En Él está la vida, Él te quiere salvar.

La salvación es de Jehová. “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios, para salvación a todo aquel que cree, al judío primeramente y también al griego.” Romanos 1:16

Ser salvo es un prerrequisito de descubrir el trabajo que Dios te ha dado para tu vida. Aceptar a Jesús como tu Salvador espiritual significa las puertas abiertas para tu destino. Sin la guía de Él, no podrás llegar a la meta final. Cuando tú acepta a Jesús como tu salvador personal, y comienza a buscarlo en espíritu y en verdad con todo tu corazón diariamente; Él empezará a revelar su propósito para tu vida. Si te has decidido a buscar de Dios y de Su palabra, repite esta oración conmigo, te aseguro que todo cambiará en tu vida.

Señor Jesucristo, vengo a Ti así como soy, un pecador, me arrepiento, perdona todos mis pecados, límpiame de toda maldad, yo perdono a todos los que me han hecho daño, renuncio a Satanás, y ha todas sus mentiras.

Reconozco que eres el Hijo de Dios, Señor me entrego a Ti por completo, entra a mi corazón, te acepto como mi Señor y Salvador. Hazme la persona que Tú quieres que yo sea, sana mi cuerpo, alma y espíritu, cúbreme con tu preciosa sangre, escribe mi nombre en el Libro de la Vida, lléname con tu Espíritu Santo, gracias Señor por salvarme, gracias por hacerme una criatura nueva de Dios, en el nombre de Jesucristo, Amén.

Bendiciones

Escrito el 12 de Abril de 2012

Escrito para www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here