perdon1Hay una gran persecución en contra de los hijos de Dios, cada vez que leemos las noticias podemos ver que los tiempos se acercan y el pueblo de Dios va a ser perseguido. “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de Mi Nombre” (Mateo 24:9). “Más el que PERSEVERE hasta el FIN, éste será salvo” (Mateo 24:13).

En este Caminar nos vamos a encontrar con muchas pruebas y obstáculos, pero sabemos que en esta lucha no estamos peleando solos. Hay ángeles que nos ministran y nos fortalecen de parte de Dios para continuar con la Encomienda que Dios nos ha dado. Una cosa he aprendido en este Caminar, es depender de Dios en los momentos buenos como también en los malos, hasta aquí me ha traído el Señor. En medio de las dificultades, Santiago nos brinda un refrigerio para cuando nos encontremos en tribulaciones y nos dice:

Hermanos míos, CONSIDÉRENSE MUY DICHOSOS cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada. Guarda silencio ante el Señor, y espera en Él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados. Refrena tu enojo, abandona la ira; no te irrites, pues esto conduce al mal. Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

Durante la espera, debemos permanecer gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración. Estad siempre alegres, Orad sin cesar, dad gracias a Dios en toda situación, porque esta es Su voluntad para vosotros en Cristo Jesús. ¡Ora sin cesar que los tiempos son malos, ponte en pie de guerra iglesia! De esa manera vencerás porque el SEÑOR hará que los enemigos que se levanten contra ti sean derrotados delante de ti; saldrán contra ti por un camino y huirán delante de ti por siete caminos. ¡Aleluya!

El enemigo se opone y resiste con fuerza. Paraos, paraos, la batalla es de Dios, porque Jehová está conmigo como Poderoso Gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada. Cantad a Jehová, load a Jehová; porque ha librado el alma del pobre de mano de los malignos. Sigue orando… solo con tus oraciones vencerás. Persevera, confía y sigue orando y espera al que ama tu alma: Jesús.

Salmos 37:7-8 (NVI) Santiago 1:2-4/ Salmos 40:1 (RVR1960) Romanos 12:12-13/1 Tesalonicenses 5:16-18/ Deuteronomio 28:7/ Jeremías 20:11-13 (RVR1960)/ Mateo 24:9 

www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here