Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti

I am blessed in the morning. I am blessed in the afternoon, and at night, because God’s blessing is on my life and my family.

Soy bendecido en la mañana. Soy bendecido en la tarde, y en la noche; porque la bendición de Dios está sobre mi vida y mi familia.

Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz” (Números 6:24-26, RV60).

La bendición sacerdotal es una bendición llena de promesas que Dios establece para bendecir a Su pueblo. Estas bendiciones no solamente mencionan la protección Divina de Dios sobre cada uno de nosotros, sino también, Él extiende Su misericordia hacia nosotros. Dios quiere bendecirnos. Él también quiere resplandecer Su Rostro sobre nosotros. Cuando Jehová resplandece Su Rostro sobre Sus hijos, es porque ellos caminan de acuerdo con la voluntad de Él. Lo opuesto seria, es cuando Dios esconde Su Rostro y no se muestra debido a la desobediencia y a sus maldades. En Deuteronomio 31:16-18, Dios escondió Su Rostro cuando Su pueblo desobedeció. En cambio, cuando se arrepintieron, empezaron a obedecer a Dios, y Él empezó a resplandece Su Rostro sobre ellos.

En el Salmos 27:7-11, el Salmista David hizo una oración al Señor porque tenía anhelo de estar en la presencia del Señor y ver Su Rostro diciendo: “Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo; ten misericordia de mí, y respóndeme. Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi Rostro. Tu Rostro buscaré, oh Jehová; no escondas tu Rostro de mí. No apartes con ira a tu siervo; mi ayuda has sido. No me dejes ni me desampares, Dios de mi Salvación. (Salmos 27:7-11, RV60). Cuando Jehová hace “resplandecer Su Rostro sobre ti”, significa que Su gracia y Su favor está en todo lo que tú realice.

Por último, en la oración sacerdotal, Dios anhela que sus hijos anden en completa paz. La paz que Dios nos habla es la paz que, en medio de las adversidades y el caos, Su paz permanecerá en nosotros, pues “la bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella” (Proverbios 10:22).

Oración:

Gracias Padre Eterno por tus bendiciones que son nuevas cada mañana. Que tu Rostro resplandezca cada día en mi vida para poder contemplar tu hermosura oh Dios. En el Nombre de Jesús, recibo tus bendiciones, recibo tu paz, tu favor; y tu misericordia. Que la bendición del Padre, del Hijo; y del Espíritu Santo, reine en cada hogar. Amén.

Mensaje de Dios
Escrito por: Bv Flores
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here