Devocional 03-02-2018
Marcos 4:37-39
“Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y Él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.
Jesús estas con nosotros en nuestra barca. No se ha ido a ninguna parte. Él escucha nuestras oraciones, por más asustadas, irrespetuosas o faltas de fe que sean. Y cuando Él hable, la tormenta conocerá a su Señor.

Oración:
Gracias Dios por estar con nosotros. Señor, recuérdame que siempre estás en mi barca y ayúdame a confiar en ti en todo momento, especialmente en las tormentas de esta vida. Amén.

Escrito por el Pastor Felipe Antonio B.
Escrito originalmente para www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here