Romanos 8:37 nos habla del amor de Dios y nos dice,

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó”.

Dios te ama y quiere que lo sepas, aunque te enfrente en un mundo cargado de odio y de rechazo. Su amor te ofrece esperanza aún en medio de las circunstancias que esté pasando ahora mismo. El amor de Dios te fortalece para empezar otra vez en Su luz. La tristeza, la soledad, el rechazo o cualquier situación que estés atravesando, no podrá separarte del amor de Cristo.

“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”. Romanos 8:38-39 (RVR1960)

¡Nada nos podrá separar del amor de Cristo! Esto quiere decir que, si nos agarramos a esta promesa y la creemos por fe, tenemos la certeza de que Dios siempre está y estará con nosotros en medio de las dificultades.

Mantente firme y no de un paso atrás, prosigue enfocado en las cosas de arriba porque Dios siempre estará contigo. 
“Esta es la vida eterna: que te conozcan a Ti, el Único Dios Verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here