Oración Por Los Estados Unidos de América
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi Nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi Rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces Yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14
Padre de amor y misericordia,
En el Nombre de tu Hijo amado Jesucristo, nos acercamos a tu presencia, para interceder por los Estados Unidos de América. Jehová de los Ejércitos establece tu Reino en cada estado, establece tu Reino en cada lugar de esta nación. Maestro, pon tu Mano poderosa en la educación, en los valores del núcleo familiar, en cada hogar, en el gobierno; como también, en la economía de esta nación. Padre Eterno, en el Nombre de Jesús te pido por los líderes de esta nación, llénalos de sabiduría para saber tomar decisiones agradables a ti oh Dios.
Jesucristo, Estados Unidos te necesita urgentemente. Es necesario tu presencia en este país, ven Señor Jesús y sana esta tierra.
Estamos atravesando tiempos muy peligrosos Señor, tiempos donde a lo bueno se les llama malo; y a lo malo bueno. Tiempo donde el pecado, la violencia; y el odio se enseñorean rápidamente en cada rincón. Espíritu Santo de Dios ven y unge esta nación, derrama tu poder para que se vuelvan a ti, oh Dios. En el Nombre de Jesús y Su Santo Espíritu, clamo por los jóvenes y los niños de esta nación para que sean guiados por ti oh Dios. Declaro en el Nombre de Jesús, que los jóvenes y los niños les pertenecen a Jehová de los Ejércitos. Dios tiene un Plan maravilloso para cada niño y para cada joven; eso lo dice la Biblia en Jeremías 29:11 y dice así:
Porque Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
Padre Eterno, en esta hora te pedimos misericordia; como también, te pedimos perdón. Reconocemos que te hemos fallado, perdona nuestras ofensas y enséñanos tus mandamientos para ponerlos por obra en nuestras vidas.
Señor Jesús escúchanos. Gracias Padre Celestial porque siempre estás dispuesto a oír el clamor de tus hijos.

Hay promesas para las naciones que se conviertan al Señor y obedece Sus Mandamientos y dice así: Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, El pueblo que Él escogió como heredad para sí. Salmos 33:12

www.ministeriosdesanidad.com


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here