PROMESAS DE SANIDAD

La provisión de Sanidad Divina se deriva de la misericordia de Dios hacia nosotros, porque Su compasión es grande. El ministerio de Sanidad viene de Jesús y se necesita tener fe para recibir un milagro. Los enfermos saben que de Jesús sale sanidad y recurren a Él para recibir sanidad. Jesús tocó al leproso mostrando Su poder sobre la enfermedad y Su autoridad sobre la ley que prohibía tal contacto físico con las víctimas de la lepra. (Levíticos 13:45-59). El Señor nos ha dejado Su Palabra para todo aquel que crea reciba sanidad. Porque TODO es posible para el que cree por fe. “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible” (Marcos 9:23 (RVR1960). He aquí Palabra de Sanidad de parte de Dios para tu vida, recíbela y créela por fe y verás a Dios trabajando a tu favor:

1. Jehová Dios mío, a Ti clamé, y me sanaste.

2. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias;

3. Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque Yo Soy Jehová tu Sanador.

4. Mas Yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda.

5. Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que Yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová.

6. He aquí que Yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.

7. Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.

8. Venid y volvamos a Jehová; porque Él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará.

9. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y Yo los sane.

10. Jehová Dios mío, a Ti clamé, y me sanaste.

11. Convertíos, hijos rebeldes, y sanaré vuestras rebeliones. He aquí nosotros venimos a ti, porque Tú eres Jehová nuestro Dios.

12. Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Su llaga fuimos nosotros curados.

Oremos: Gracias padre Eterno. Dios Todopoderoso, llenos están los cielos y la tierra de Tu gloria. Gracias mi Dios y mi Señor por llevar a la Cruz mis pecados, para que yo muera al pecado y a la enfermedad y viva en Tu Luz. Sáname, Señor, y seré sanado; sálvame y seré salvado, porque Tú eres mi alabanza. Señor, creo que por Tus heridas he sido sanado (a). Gracias por darme las fuerzas y la fe para declarar con mi boca y mi corazón que, No moriré, sino que viviré, y contaré las obras de JAH. Gracias por Tu Palabras de sanidad declarada a mi vida, Hoy declaro nuevamente en el nombre de Jesús que, No moriré, si no que viviré para contar las obras de Jehová. Señor Tú eres real, porque clame a Ti y Tú me sanaste. Creo por fe que hay poder en el NOMBRE DE JESÚS. Se rompen TODAS cadenas que atan mi vida hoy. Me declaro sano (a) por el poder de la Palabra de sanidad que Dios me has dado hoy, porque Tú me has colmado y me colmará con muchos años de vida y me hará gozar de mi salvación. Amén.

Lecturas Bíblicas: Salmos 30:2 RVR1960/Salmos 103:3 (RVR1960) /Éxodo 15:26 (RVR1960) /Jeremías 30:17 (RVR1960) /2 Reyes 20:5 (RVR1960) / Jeremías 33:6 (RVR1960) /Salmos 147:3 (RVR1960) /Oseas 6:1 (RVR1960) /Mateo 13:15 (RVR1960) /Salmos 30:2 (RVR1960) / Isaías 53:5 Reina-Valera 1960 (RVR1960) /Salmos 118:17 (RVR1960) (Jeremías 17:14) (Salmo 91:16)
www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here