Estamos orando grandemente por Venezuela ya que, entre los países latinoamericanos, Venezuela ha aportado grandes ayudas a muchos países. Venezuela es un país con grandes recursos naturales o con las reservas petroleras más grandes del mundo. Entonces ¿Por qué hay tanta necesidad, pobreza y descontento entre sus gentes? Hay muchas personas con muchas necesidades de comida, medicamentos, entre muchas cosas más.

Recuerdo que antes los dominicanos y otros países cercanos a Venezuela iban a trabajar allá para mejorar su calidad de vida y los venezolanos los recibían con mucha hospitalidad. Ahora la historia cambia, son los venezolanos que emigran a República Dominicana, Ecuador, Salvador, Colombia, o cualquier lugar donde puedan realzar sus vidas y así subsistir. Lamentablemente, algunos países no han sido muy hospitalarios con los hermanos venezolanos, pedimos compasión con estos hermanos, pues ellos han sufrido mucho. El caso de los venezolanos es único debido a que, ellos emigran porque ya están harto del abuso de poder que están sufriendo en su tierra que los vio nacer.

Tengamos compasión por estos hermanos venezolanos y oremos por ellos para que Dios por Su infinita misericordia resuelva sus problemas. Venezuela es un país muy prospero y sus gentes son hermosas. Es un país que pudiese estar rico, pero mal administrado. Tenemos que orar mucho por Venezuela, yo la llevo en mi oración y así mismo todos debemos interceder por esa nación.
Los venezolanos han sufrido y siguen sufriendo debido al régimen que le ha tocado vivir. El régimen solo a acarreado pobreza, descontento y empobrece los pueblos. Penosamente, sentimos mucho dolor que los venezolanos estén pasando por esa situación.

Yo creo y estoy segura de que ya Dios hizo Su obra y declaramos todos juntos y en el Nombre de Jesús que, este es el Año del Rompimiento de Cadenas para Venezuela.  Venezuela será libre del yugo de la esclavitud y pobreza en el nombre de Jesús. Nombre que es sobre todo Nombre, El que salva, sana, liberta y hace Justicia. 

Hay un remanente de cristiano en Venezuela que Dios no se ha olvidado de ellos. Venezuela, “No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi Justicia” (Isaías 41:10 (RVR1960).  Oramos por el remanente cristiano que viven en Venezuela, y por aquellos que no conocen de Dios, para que puedan llegar a los Pies de Cristo. Venezuela, si te convirtieras a Dios, “Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición” (Génesis 12:2). 

Que el Señor le supla todo lo necesario en medio de esta situación precaria, Dios pelea por ustedes. “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” (Josué 1:9 (RVR1960). Venezuela busca y agárrate de Cristo, en Él hay Salvación, libertad, paz y sanidad. El hombre promete y falla, pero Dios nunca falla. 

“Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová; el pueblo a quien Él escogió como heredad para sí” (Salmos 33:1).

Palabra de Dios
Escrito por: Carmen Gil
www.ministeriosdesanidad.org

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here