Jehová Es Tu Sanador y Tu Proveedor

Adora al Señor tu Dios, y Él bendecirá tu pan y tu agua. «Yo apartaré de ustedes toda enfermedad. Éxodo 23:25

Hay una gran bendición que baja del Trono de Dios cuando adoramos al Señor de corazón. El versículo dice claramente que cuando adora a Dios, Él bendecirá tu pan y tu agua. ¿Qué quiere decir adorar a Dios? Adorar a Dios significa venir ante Su presencia con una actitud de reverencia, humildad y adoración por todo lo que Él ha hecho por todos nosotros. Tal adoración se las damos al Único Dios Creador de los cielos y de la tierra; a Él sea la gloria y el honor por los siglos de los siglos. Amén.

En el mismo versículo en (Éxodo 23:25), Dios se manifiesta como Jehová Jireh, que quiere decir “Jehová nuestro Proveedor. La raíz del nombre Jireh está compuesto por dos importantes verbos “ver y proveer. De modo que el Nombre Jehová Jireh, mira nuestras necesidades, como también, las suple. En las noticias se oye hablar de una gran hambruna y todo tipo de carencias, pero los hijos de Dios nunca tendrán que pasar hambre, porque Jehová Jireh es nuestro Proveedor.

“… no he visto justo desamparado, ni su simiente que mendigue pan” (Salmos 37:25).

En la cita de Éxodos 23:25, Dios no solamente se presenta como Jehová Jireh, también, Él se presenta como Jehová Rafa que significa Jehová nuestro Sanador; el Dios que sana. La traducción hebrea de Rapha quiere decir restaurar o sanar. El Señor que provee y sana es el mismo de ayer, hoy y por los siglos de los siglos.

Cuando los israelitas se encontraban en el desierto tuvieron hambre y sed, pero Dios fue su Libertador, su Pastor, su Proveedor; y Sanador. El Señor nunca desamparó a los israelitas cuando atravesaron el desierto. De manera que en las noches, Dios iba delante de ellos  como columnas de fuego; y por el día como columnas de nubes para que nadie sufriera. Si Dios mostró Su Poder y Su amor con los israelitas, también, Él lo hace con todo nosotros diciendo:

y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque Yo Soy Jehová tu Sanador. Éxodo 15:26

Descansemos en el Señor y en lo que Él puede hacer a nuestro favor, vivamos confiado que Él estará con nosotros en cada necesidad. Dios tiene la respuesta para cada situación, Él es nuestro Amparo y nuestra fortaleza, nuestro pronto auxilio en medio de las adversidades. En las noticias se oye hablar de una gran hambruna y muchas carencias, pero los hijos de Dios nunca tendrán que pasar hambre porque “… no he visto justo desamparado, ni su simiente que mendigue pan” (Salmos 37:25).

Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Filipenses 4:19

Yo Soy Jehová tu Sanador.

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here