Jezabel Espíritu Inmundo

Pocas personas conocen a Jezabel, pero si conocen su espíritu. El espíritu de Jezabel se encuentra en el trabajo, en las escuelas, en el matrimonio, en las familias, en las oficinas gubernamentales, y lo más triste del caso en las iglesias. La historia de Jezabel se encuentra en 1 de Reyes 19 en adelante, como también en el Libro de Apocalipsis 2:20-22.

 Jezabel estaba casada con Acab. Él era un hombre malvado y un rey débil que hizo cosas malas antes los ojos de Dios. Su esposa Jezabel lo dominaba y hacia con él lo que se le antojaba. La motivación más grande de Jezabel era la lujuria y un espíritu controlador. Jezabel quería controlar todo, ella controlaba todo lo que estaba a su alrededor, ella controlaba a su marido de una manera diabólica.

De acuerdo con el Viejo Testamento, ella fue una reina inmoral y cruel que apoyó a las alabanzas de los dioses paganos. Ella trató de matar al profeta Elías y a otros profetas del Señor. La Palabra de Dios es muy clara cuando declara en 1 de Crónicas 16:22 “¡No toquen a mis ungidos! ¡No maltraten a mis profetas!”, pero Jezabel no hizo caso a la advertencia de Dios. La protección del Señor para con Sus hijos es tan poderosa, que hay de aquel que se meta con un hijo de Dios.
Dios es amor; pero también es fuego consumidor. Antes de hablar en contra de un hijo de Dios; te recomiendo que lo piense dos veces, a no ser que con tu propia boca no caiga en juicio.

Jezabel se metió con el profeta Elías un hijo de Dios; y murió de una forma tan desgarradora que hasta los perros se la comieron. Ella provocó la ira del Señor Dios de Israel. La Palabra de Dios confirma que ella estaba sumergida en la inmundicia y era falsa profeta entre los cuales, muchos seguían su doctrina: “Sin embargo, tengo en tu contra que toleras a Jezabel, esa mujer que dice ser profetisa. Con su enseñanza engaña a mis siervos, pues los induce a cometer inmoralidades sexuales y a comer alimentos sacrificados a los ídolos. Le he dado tiempo para que se arrepienta de su inmoralidad, pero no quiere hacerlo. Por eso la voy a postrar en un lecho de dolor, y a los que cometen adulterio con ella los haré sufrir terriblemente, a menos que se arrepientan de lo que aprendieron de ella” (Apocalipsis 2:20-22).

Dios anhela que andemos como ángel de luz y no en oscuridad. Jezabel decidió andar consumida en sus abominaciones de la carne. A pesar de tener esas características, Dios le daba tiempo para arrepentirse y nunca lo hizo. La brujería es la palabra que describe su personalidad y todo lo que hacía premeditadamente.

Algunas de las características del espíritu de Jezabel son:

1. Arruinar la reputación de un hijo de Dios o de cualquier persona, es su especialidad. Aun en una simple reunión, Jezabel quiere sobresalir de los demás, porque se cree que lo sabe todo. ¿Alguna vez te has encontrado con alguien que se cree que lo sabe todo y no sabe nada? Esta persona nunca admite que estaba equivocada, porque como su mente está programada a saberlo todo; le molesta cuando la corrigen. Jezabel es de las que tiran la piedra y esconden las manos, nunca da su cara cuando ejecuta sus acciones diabólicas de maldad.

2. Jezabel odia a los hijos de Dios, y todos los ministerios proféticos del Señor. En cuanto a la palabra arrepentimiento, ella la odia. Es orgullosa y vanagloriosa, envidia y codicia lo ajeno y lo reclama a la fuerza. Utiliza su cuerpo para provocar y poder conseguir sus objetivos. Otras de las trampas de Jezabel, es buscar información para atacar, lanzándola como un proyectil en contra de los demás sin ninguna piedad. Dios llama este acto, un acto de rebelión. La rebelión, es un pecado de brujería. Ella manipula a las personas débiles y hace que ellos se sientan inferiores bajándole su estima. Cuando Jezabel se encuentra con un hijo de Dios que sabe la Palabra y la ejecuta, tiende a tener confrontación con esa persona. No te sorprenda cuando alguien te hace la guerra sin motivo, lo que sucede es que, algunas personas nunca te van a querer, porque el Espíritu Santo que mora en ti, va a irritar los demonios que ellos cargan. Hermanos el que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra protectora de Dios. Cuando nos sometemos a Dios con humildad, Él nos cubre con Sus alas y el enemigo no va a tener más remedio que largarse en el Nombre de Jesús. “Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes” (Santiago 4:7).

3. El espíritu de Jezabel no solamente opera tanto en la mujer, también opera en el hombre. La manipulación, las maldiciones, las acusaciones, las brujerías, las maquinaciones, la doble cara, la violencia; la vanagloria, el alcohol y las borracheras, el adulterio, conversaciones sexuales desordenadas, matar o intentar quitarle la vida a otra persona, verse bien delante de todos, la envidia, las mentiras, el control; y las seducciones, son parte de su carácter. La influencia que ella tenía con los dioses que adoraba, influyó en su corazón, un corazón orgulloso y malvado. El espíritu de Jezabel es un espíritu inmundo y satánico y el que lo abraza caerá en el lago de fuego. El espíritu de Jezabel le gusta el poder como también le gusta que las gentes lo vean. Se burla de los demás y les pone sobrenombres, todo el mundo es feo y tiene un problema, menos ella. El espíritu de Jezabel mira a las personas humilde y temerosas de Dios como cucaracha para aplastarlas. Jezabel habla sola y cualquiera que la ve creerá que está loca, pero es maquinando sus mentiras. Jezabel se entera de todas las noticias y el chisme es su deleite. Aunque usted no lo crea, Jezabel es bipolar debido a que muestra muchas características de esa enfermedad entre las cuales se encuentan: extrema alegría o felicidad, su entusiasmo es tan grande que sus bromas no tienen ningún chiste, y cuando se irrita, su ira muestra un comportamiento hostil sin importar dañarle el corazón a los demás, creando traumas irreparables entre sus seres queridos. Debido a los cambios de humor la familia se afecta. A parte de sus problemas mentales, Jezabel sufre de ansiedad, alta presión, problemas del corazón, problemas de identidad; y de otras complicaciones, debido a la gran actividad de maldad que ella misma ha escogido y entretenido.

4. Jezabel es muy vanagloriosa, le gusta mostrarles a las personas que ella tiene dinero como también, le gusta llenarse la boca hablando de familias que son profesionales y con puestos grandes. Estas características de avaricias y pasiones desordenadas deben de esperarse de Jezabel, puesto que ella adoraba al dios de la prosperidad, al dios de la fertilidad y al dios del sexo. De modo que, las personas con el espíritu de Jezabel no solamente cargan con un demonio, son legiones de demonios que habitan.

 Jesús todavía está llamando a la puerta, está de tu parte si quiere vivir bajo la ignorancia y la maldición. Jezabel siguió sus propias opiniones; ella no pudo gozar del arrepentimiento, pues siempre lo rechazó. Dios te dice hoy: “No he venido a llamar a justos sino a pecadores para que se arrepientan” (Lucas 5:32).

Invita al espíritu Santo de Dios para que te ayude y more en ti; Él te limpiará de toda impureza que impide llegar ante Su presencia. Dejémonos controlar por el Señor nuestro Dios, para así alcanzar el Propósito que Él tiene preparado para cada uno de nosotros. Estad firmes y velad, busca de la dirección del Señor y no de tus propias conclusiones. Déjate guiar por Él, cumple Su voluntad hasta el fin; te aseguro que serás vencedor en Cristo Jesús.

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here