TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE

 (Filipenses 4:13).

Cuando andamos con el favor de Dios no hay obstáculos que no podamos saltar, no hay enfermedad que no podamos vencer. ¿Quién dijo que no se puede? Sí se puede; solo levántate y di: “yo puedo, todo lo puedo en Cristo que me fortalece, yo voy a seguir hacia adelante con la ayuda de Dios. Sí se puede, solo pon un poquito de esfuerzo, continúa pero no te detengas porque Dios tiene planes para tu vida. Si te detienes no podrás ver esos planes, confía en Dios con todas tus fuerzas, persevera en Él y verás Su mano a tu lado. “Porque Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11

¿Quién dijo que no puedo? Si Dios está conmigo ¿quién contra mí? (Romanos 8:31) Hoy he decidido levantarme aunque los problemas me arropen, aunque los obstáculos de la vida quieran derrumbarme, aunque el enemigo me haga creer que no soy nadie; hoy me abriré paso en el Nombre de Jesús. Sé que con mis fuerzas será difícil para mí, sé que en mí no hay tal fuerza; pero confió en Uno que me puede ayudar a recobrar mis fuerzas; Su Nombre es Jesús de Nazaret. Él es quien me levanta y me da las fuerzas para ver un nuevo amanecer. Yo sé que puedo salir hacia adelante y no voy a retroceder. Seguiré la carrera victoriosa (o) aunque llegue a la meta gateando. Sí; me levantaré y no me pararé, los que se paran en la carrera es porque no lucharon. Muchas veces nos desesperamos cuando no vemos los planes que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Probablemente me dirás: “usted no sabe por la tormenta que estoy pasando.” Te diré que todos en algunos momentos de nuestras vidas hemos pasado por tormentas y tribulaciones. La Palabra de Dios nos dice que es necesario que pasemos por tribulaciones; porque en ellas desarrollamos paciencia y carácter.

Romanos 5:3-4: “nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter.

Cuando usted atraviesa por pruebas difíciles, y durante la prueba espera en Dios y se agarra de Él, su fe es probada porque aprendió a confiar en Dios con perseverancia. Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Santiago 1:2-4

Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante Su llamamiento celestial en Cristo Jesús. Filipenses 3:13-14

Tenemos que levantarnos y hacer esfuerzos si queremos florecer y llevar frutos en nuestras vidas. Con la ayuda de Dios podemos realizar muchas cosas. ¿Quién dijo que no puedo? Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here