Consejos a los Padres

El tema de la disciplina a los hijos es debatida por muchos, hay quienes no están de acuerdo en disciplinar a sus hijos porque le ocasiona traumas en sus crecimientos y malinterpretan la Palabra de Dios acerca de la disciplina.

Voy a mencionar algunos versículos que están dirigidos especialmente a los padres acerca de la disciplina. Dios es nuestro Padre Celestial y nosotros somos Sus hijos “Pues el SEÑOR disciplina a los que ama y castiga a todo el que recibe como hijo” Al soportar esta disciplina divina, recuerden que Dios los trata como a sus propios hijos. ¿Acaso alguien oyó hablar de un hijo que nunca fue disciplinado por su padre? (Hebreos 12:6-7). La disciplina de Dios es amorosa, y tierna como debe ser entre el padre y el hijo.

¿Cómo disciplina Dios a Sus hijos?

El Señor por Su misericordia disciplina a los suyos con Su Palabra. Es atreves de Su Palabra que encontramos corrección cuando andamos por el camino equivocado. Nuestro Padre celestial invierte tiempo en nosotros y nos instruye para que caminemos por el camino correcto porque nos ama.

De esa forma nosotros los padres debemos invertir nuestros tiempos en nuestros hijos, prestarle más atención, hablar más con ellos, animarlos, conocer sus intereses, conocer sus amigos, e instruirlos en el buen camino para que ellos sean hombres y mujeres de bien y no perezcan.

La Palabra de Dios es la llave de instrucción para disciplinar a nuestros hijos, Dios nos enseña en 2 Timoteo 3:16-17 el poder de Su palabra y nos dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida.

Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra”. Los padres tienen que instruir a sus hijos desde pequeños y en esa instrucción, tiene que haber un total acuerdo entre los dos.

Si el padre da una orden al hijo, la madre también debe seguir las reglas para corregir la conducta del hijo. Les voy a contar una pequeña historia acerca de la autoridad que deben asumir los padres con los hijos. Recuerdo que mi tío le gustaba salir a cazar con sus amigos dos veces en la semana. Cada vez que él salía, le decía a su mujer que no dejara salir a su hijo mayor a la calle.

El hijo sabia las reglas del padre, pero la mamá tan rápido que su esposo salía, dejaba salir a su hijo diciéndole “te voy a dar el permiso, pero recuerda que tu papá no lo sabe, por tanto debe venir a la casa antes que él llegue”. El niño creció y se crió desobediente, siempre en la calle y metido en problemas. Se tornó agresivo y no obedecía las instrucciones del padre ni de la madre. Él fue la vergüenza de su madre.

¿Dónde estuvo el problema?

El problema empezó cuando la mamá desobedeció las reglas acordadas entre ella y el esposo. Es necesario como Padre, estar en un total acuerdo en cuanto a la disciplina de los hijos, ésta debe ser firme, flexible y con resultados favorables para el niño.

He aquí algunas citas bíblicas acerca de la disciplina:

1.  “Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” Proverbios 22:6

2.  La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él. Proverbios 22:6

3.  Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma (Proverbios 29:17).

4.  El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige (Proverbios 13:24).

5.  No rehúses corregir al muchacho; porque si lo castigas con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol (Proverbios 23:13-14).

6.  “La vara y la corrección dan sabiduría: Mas el muchacho consentido avergonzará á su madre” (Proverbios 29:15).

7.  “Castiga á tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se excite tu alma para destruirlo” (Proverbios 19:18).
8.  “La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la hará alejar de él.” Proverbios 22:15

9.  “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4).

Es necesario criar a un niño en la disciplina y amonestación del Señor para que le vaya bien.

“Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” Proverbios 22:6

“La mujer sabia edifica su casa” Proverbios 14:1

Oremos: Padre celestial en estos momentos te damos las gracias por tu Palabra reconociendo que tu Palabra no retornará vacía. Señor el objetivo del enemigo es apoderarse de la mente de los jóvenes. Como padres, danos la sabiduría a cómo lidiar con nuestros hijos e instruirlos por medio de tu Palabra. Que tu Instrucción sirva de Escudo de Protección para que ellos no puedan ser zarandeados por el enemigo. Haznos sabios por medio de tu palabra y asi saber a cómo orar por nuestros hijos en el nombre de Jesús. Amén.  

 Dios te bendiga

Escrito: El 17 de Diciembre del año 2012

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here