Estimados Hermanos de toda Parte del Mundo

Ya se acabó el 2020, un año en el que el coronavirus lo desordenó todo: nuestras relaciones personales, hábitos, costumbres, mundo laboral, economía. Todo. Pero nuestro ánimo no, ni nuestra esperanza en el Dios vivo que está intacta. Queda un largo camino por recorrer agarrados de las manos de Dios. Así que una vez más nos toca ser positivos, optimistas manteniendo firme nuestra fe. Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Y en el Nombre de Jesús vamos a ver, Poder, Maravillas; y Prodigios de parte de Dios en nuestras vidas y en las vidas de nuestras familias.

Cada uno de nosotros a lo largo de este año hemos tenido momentos buenos y otros no tanto. Hemos caído y nos hemos levantado, porque la Diestra de Dios nos ha sostenido. Hemos peleado la buena batalla.

Espero que tengan el momento para reflexionar sobre este año que recién paso, para dar gracias a Dios por todo lo vivido, en lo que se obtuvo; y en lo que se perdió. En aquello que no se completó, en las cosas que cambiaríamos sobre nuestras manera de actuar para ser mejores seres humanos y por ende; mejores hijos/a de Dios.

Reflexionemos seriamente en nuestra conducta y volvamos nuevamente al Señor. Elevemos al Dios del cielo nuestros pensamientos y oraciones. Lamentaciones 3:41-42

Sin importar cómo hayamos quedado, ¡Lo más importante es como iniciaremos este 2021! Aprovechemos el buen ambiente y el ánimo que nos inspira este tiempo para compartir con las familias, proponer nuevas metas, para intentar algo nuevo, para completar lo que nos faltó.
Que sigamos avanzando firmes por el camino de la fe en el Señor nuestro Salvador. “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:12-14).

El amor del Señor no tiene fin ni se han agotado sus bondades. Cada mañana se renuevan; ¡qué grande es su fidelidad! Y me digo: ¡El Señor lo es todo para mí; por eso en Él confío! (Lamentaciones 3:22-24).

El Señor es bueno con los que en Él confían, con los que a Él recurren. “Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste” Salmos 30:2

El Señor sea nuestra guía, nuestro Pronto Auxilio y nuestro Abrigo de protección en cada momento. Que Él nos ayude a continuar siéndole fiel por más difíciles que sean las adversidades. No temas.

El Señor Jesucristo nos dice: “No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi justicia” (Isaías 41:10). Por tanto, “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15).

Nuestra Misión: Es, predicar el Evangelio a toda criatura, llevar la Palabras de ánimo, Palabras de sanidad y Salvación a cada corazón de todas las naciones.

!Que Tengan un Bendecido y Próspero Nuevo Año 2021!

Bv Flores
www.misteriosdesanidad.org
¡Dios te Bendiga!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here