ImagenesConVersiculos_130.jpgCon la Palabra de Dios

Muchas veces somos mentalmente bombardeados con pensamientos que solo nos detienen y lo único que ocasionan es desaliento, miedo y dolor. Estos pensamientos son barreras que impiden los planes que Dios tiene para nosotros desde mucho antes de nacer. El enemigo lo sabe y va a buscar todas las formas para impedir que los hijos de Dios prosperen. Dios tiene Propósitos Eternos para cada uno de nosotros, aquellos que confían plenamente en Sus Promesas y en Su Palabra.
Hoy el Señor nos manda a que renovemos nuestras mentes para no caer en las tramas del adversario. La mente del creyente siempre debe de estar renovada y transformada por medio del poder renovador de la Palabra de Dios. Si no renovamos nuestros pensamientos, corremos el peligro de permitir que satanás haga con nosotros lo que él quiera. Por tanto, es necesario que nuestros pensamientos estén renovados con la Palabra de Dios.

El enemigo es un ladrón, él quiere robarnos la paz espiritual y mental haciéndonos recordar argumentos pasados y presentes. Su objetivo es robarnos la paz que Dios nos ha dado. Hoy te animo a que sepas utilizar las armas poderosas que se encuentra en las Escrituras de Dios para poder vencer esos ataques mentales que el adversario lanza. Es necesario que nos llenemos diariamente con el Poder de la palabra de Dios para que nuestras mentes estén protegidas de las redes maligna de satanás.

Cuando el ser humano anda sumergido en el pecado, tiene muchas probabilidades de recibir esos ataques mentales. El arrepentimiento y el perdón, permite la renovación de la mente.

¿Cómo voy a pelear? ¿Cómo puedo renovar mi mente?

Primeramente, busca la manera de entrar en la presencia de Dios y pídele que te ayude a renovar tu mente. Clama las fuerzas de Dios para recibir una renovación, un cambio en tu vida. Métete de lleno a estudiar la Palabra de Dios para que tu mente se sature del Poder de la Palabra. Al momento que los pensamientos negativos minen tu mente, detenlo por medio de la oración. Tu tiene autoridad para desviar todo argumento negativo que entren en tu mente. Vigila lo que entra a tu mente y medita si es agradable a Dios. Cada día, al levantarte, habla con Dios y pídele que te ayudes a empezar un nuevo amanecer en Su luz. Métete en la Palabra de Dios, en ella encontrará escrituras que te pueden ayudar con la renovación de la mente. He aquí algunas:

1. “Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. 2 Corintios 10:5 (RVR1960)

2. Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

3. y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente, Efesios 4:23

4. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Salmos 51:10

5. De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

6. “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente”. Efesios 4: 17

7. La renovación de nuestras mentes, es la clave para vivir una vida llena de paz. Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador espiritual, nuestras mentes son renovadas. Cuando perdonamos, nuestras mentes son renovadas. Cuando derribamos todo argumentos negativos, la mente se renueva por medio de la Palabra Poderosa de Dios. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Santiago 4:7 (RVR1960)

Dios continúe llenándote de Su paz cada día, renovando tu mente para que puedas gozar de Su amor y de Su plenitud.

www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here