“Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel. Jehová es tu Guardador; Jehová es tu Sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche. Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre” Salmos 121 Reina-Valera 1960 (RVR1960).

No temas porque Yo estoy contigo. No te dejaré, ni tampoco te desampararé. No temas ni se turbe tu corazón porque Dios se ha acordado de ti, Él perdona todas tus iniquidades y te reviste con vestidos nuevos. Confía en Él y adóralo de corazón porque Propósitos tiene Él para tu vida. Que no se turbe tu corazón, solo créele a Dios porque, Él es tu Ayudador, Él es quien te levanta y te da una nueva oportunidad. Dios te está llamando, corre a Sus brazos en oración. Levántate y “esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará”. Deuteronomio 31:6 (RVR1960)

www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here