No te Detengas Solo Cree y Verás la Gloria de Dios

Aunque sientas que tu barca no puede más, aunque te encuentres en medio del desierto y tus fuerzas flaqueen; el Señor te guiará siempre; te saciará en tierras resecas, y fortalecerá tus huesos. Serás como jardín bien regado, como manantial cuyas aguas no se agotan. Isaías 58:11

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here