“Adora al Señor tu Dios, y Él bendecirá tu pan y tu agua. Yo apartaré de ustedes toda enfermedad” (Éxodo 23:25).
“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7).
Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a Su voluntad, Él nos oye.
1 Juan 5:1
www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here