Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.

Y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que Yo Soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre. Porque Yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, Sus Estatutos y Sus Decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.

Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da, Porque la bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella.

Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para siempre.

Mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su Justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Encomienda a Jehová tu camino, y confía en Él; y Él hará.

Lecturas Bíblicas: Deuteronomio 28:3-5/ Deuteronomio 30:16/ Deuteronomio 28:8 Isaías 45:3/ Proverbios 10:22/ Proverbios 3:9-10/ Salmos 112:3/ Mateo 6:33/ Salmos 37:5
www.ministeriosdesanidad.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here