El Señor es mi Pastor nada me faltará.


Al estudiar los nombres de Dios tendremos un claro concepto de su relación con el ser humano, es ahí donde podemos ver quien es Dios para nosotros y las bendiciones que hay con tan solo mencionar Su nombre.

El nombre de Jehová significa “Yo Soy” el que nunca cambia y Sus promesas nunca fallan, nosotros fallamos, pero Él no. Uno de Sus nombre en forma compuesta es Jehová Jire, nuestro proveedor. Dios nos ha prometido que si lo buscamos Él nos proveería todas nuestras necesidades.

Las provisión de Dios siempre llegan a tiempo y Sus Palabras nunca mienten porque Él es el Padre de la verdad en cambio Satanás es el padre de la mentira.
Jehová Jire es nuestro proveedor, Su provisiones llegan como olor fragante a nuestras vidas, en cambio el enemigo va hacer lo posible de robar lo que Dios nos ha dado.

Es necesario pararnos firme en las promesas del Señor donde nos dice “Porque Yo Jehová Soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, Yo te ayudo. Es necesario buscar a Dios primero porque hay una gran bendición cuando lo buscamos de todo corazón.

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Isaías 41:13 Mateo 6:33). No tenemos que buscar una lista de cosas para pedirle al Señor cuando Él las conoce todas, Él solamente anhela que busquemos primeramente Su Reino y lo demás vendrá por añadidura.

Cuando buscamos a Dios primero en espíritu y en verdad, Él nos proveerá de acuerdo a Sus riquezas en gloria. Él Proveerá todas mis necesidades porque Él las conoce todas. Génesis 22:14 nos dice que “Jehová proveerá”, en hebreo se usa la palabra Jireh.

De esa manera fue que Dios se presentó a Sí mismo en el monte Moriah a Abraham. En obediencia a Su mandato, él estuvo próximo a ofrecer a su único hijo en sacrificio.
Súbitamente escuchó la voz de Dios que le dijo: “No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios”.

Él le proveyó un sacrificio en un zarzal cerca del lugar. “Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá”. La clave está en buscar primero el reino de Dios y Su justicias, obedecerlo y andar en Su temor.

Cuando hablo acerca de las provisiones del Señor, no me refiero en las cosas materiales que todos necesitamos, me refiero a la necesidad más importante para un ser humano que es su relación personal con Dios.

Jesucristo es el único que nos ofrece la paz que el mundo no puede dar, solo Él tiene el poder de darnos libertad cuando estamos esclavizados. Jehová Jire mi proveedor, tú proveedor; solo Él te puede dar lo que tú necesita hoy. Búscalo primero y verás como Dios se moverá con poder en tu vida. El mundo no ofrece nada, pero Dios sí.

El nombre de Dios significa dar. Dios ofreció su único Hijo por ti. El Padre demostró su amor por medio de la obra de Su Hijo Jesucristo en la cruz del calvario, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda mas tenga vida eterna.

Agárrate del Señor como nunca antes especialmente en estos tiempos donde se están presentando tantas necesidades. Dios es y será tu provisión, Él será la seguridad de tus tiempos.  Por tanto, no hay por qué temer, solo confía en Él pues Su provisión llegará a tiempo a tu vida. Recuerdas que si tú tienes a Cristo, lo tienes TODO.

Si no les ha dado tu vida al Señor como el Salvador espiritual de tu vida, te invito a que busque de Jesús; en Él encontrarás tu provisión. Repite con fe: Padre celestial, reconozco que soy pecador(a).

Me arrepiento de mis pecados. Creo que Jesucristo murió por mis pecados, que resucitó al tercer día y vive para siempre. Creo que Jesús es el Hijo de Dios. Abro la puerta de mi corazón y de mi vida, y lo recibo como mi Salvador.

Deseo que Él sea el Señor de mi vida. Gracias por salvarme y sanarme, en el nombre de Jesús, amén.

Si decidiste convertirte en un cristiano en el día de hoy, bienvenido a la familia de Dios. Ahora, como una forma de crecer más en Su Palabra,

Comparte tu experiencia con otras personas de tu nueva fe en Cristo.  Bautízate como lo ordenó Cristo.

Pasa tiempo con Dios cada día, simplemente desarrolla el hábito diario de orar y leer su Palabra.

Pídele a Dios que incremente tu fe y te de comprensión de su palabra; aplícala en tu diario vivir. Encuentra una iglesia local en la que puedas adorar a Dios.

Bendiciones,
B. Flores

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here