No prosperará la Maldad en Contra Tuya

Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová. Isaiah 54:17

Ninguna arma forjada contra ti prosperará, esto significa que nada de lo que el enemigo planee en contra tuya prevalecerá, ya sea mal contra ti, ya sea envidia, malos deseos, brujería y hechicería en contra tuya; no prevalecerán en el Nombre de Jesús. Las personas malas y con deseos diabólicos hacia las otras personas piensan que Dios no ve lo que en la oscuridad planean en contra de un hijo de Dios. Lo que ellos no saben es que, Dios les revela a Sus hijos las cosas ocultas que planea el enemigo.  Yo no estoy sola, tengo un Padre que cuida de mi y me ha librado y siempre me librará de las malas intenciones de mis enemigos; y ellos caen en sus propias trampas.

Padre en el Nombre de Jesús te pido que me dé un corazón humilde y dispuesto para perdonar; aun a mis enemigos. Dame tu amor Señor para perdonar aun en mi propia familia. Padre de amor y misericordia te alabo porque me has revelado lo que se escondía en la oscuridad. El enemigo quiso tenderme trampas ocultas de las tinieblas con brujería; pero Tú oh, Dios la sacaste a la luz. La Sangre de Cristo guarda y cubre mi vida, mi matrimonio; y mi casa.

En este día te pido que me dé un corazón de amor para poder orar y bendecir a mis enemigos. Padre mío, perdónalos porque no saben lo que hacen.

Padre, qué agradecida me siento por el hecho de que Tú me hayas adoptado como tu hija y hoy puedo decir: “PORQUE MAYOR ES EL QUE ESTÁ EN MI QUE EL QUE ESTÁ EN EL MUNDO”. El enemigo no puede contra un hijo de Dios.

Padre Eterno, Jehová de los Ejércitos; creo en tu Palabra donde dice que: Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se alce contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos del SEÑOR, y su justificación viene de mí–declara el SEÑOR.

El enemigo se busca un grave problema cuando se mete con una hija o un hijo de Dios. Cuidado.

Escrito por BuenaV. Flores
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here