Tu palabra jamas pasara.jpg“Hijo mío, está atento a Mis Palabras; Inclina tu oído a Mis razones. No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón” (Proverbios 4:20-21).

El Señor anhela que Sus hijos cada día estemos atentos a Su Palabra y creerla por media de la fe, la fe desciende de Dios. El Todopoderoso anhela que nuestras miradas estén dirigidas a Él, el Señor quiere que guardemos Su Palabra y la atesoremos en el corazón. “Puestos los ojos en Jesús, el Autor y Consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la Diestra del Trono de Dios” (Hebreos 12:2 (RVR1960).

La palabra de Dios es nuestra guía, si obedecemos Sus Instrucciones nunca andaríamos perdidos. El problema que afecta la sociedad son las tantas distracciones y muchos están enredados dándole su tiempo a las redes y no a la Palabra de Dios. Esto produce una inestabilidad espiritual muy grande en la fe. Para mantener una estabilidad espiritual es necesario permanecer firmes en la fe que es Cristo. Aquí les ofrezco siete maneras para permanecer firmes en la fe, espero que le sirva de bendición como ha sido de bendición a mi vida:

1. Mantener una comunión cada día con Dios, saque tiempo en Su presencia, hable con Él, dile cómo te sientes, escucha Su voz y alábalo, porque Dios habita en medio de las alabanzas. Escudriña Su Palabra y medita en ella.

2. Al empezar un nuevo amanecer, pídele a Dios que te guie y te dirija por medio de Su palabra. Encomiéndate al Todopoderoso, déjate guiar por Él, bajo Su dirección no tropezarás. Y si hubiese algún obstáculo, Dios te ha prometido que nunca te dejará y nunca te desamparará. Confía y créele a Dios, Él no te hará pasar vergüenza.

3. Cuando lea la Palabra de Dios, léela y medita en ella hasta memorizarla.

4. Cíñete con la Palabra. La palabra ceñido significa rodear, ajustar la cintura o cualquier otra parte del cuerpo. En otras palabras, para permanecer firmes en la fe, es necesario abrocharnos los cinturones con la Palabra de Dios, con Su Palabra, estaremos seguros de todo peligro. “Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad” (Efesios 6:14) En este versículo, el apóstol Pablo le llama la Verdad, a la palabra de Dios que es la Biblia.

5. Otra manera para permanecer firme en la fe es: Orar sin cesar. 1 Tesalonicenses 5:16, Dios nos manda a orar sin cesar puesto que es por medio de la oración que permaneceremos firmes en una dependencia en Él y Su palabra. La oración es la protección del creyente que ama a Dios con toda su mente y su corazón. En los momentos difíciles, Dios escucha sus oraciones.

6. Creer en Dios y en Su Palabra. Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Cuando andamos en la certeza de lo que se espera, me hace pensar que a los que aman a Dios todo es posible. “No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en Mí” (Juan 14:1). Entrégale todas tus cargas al Señor, deposítasela en Sus Manos y créele por fe, verás a Dios obrando a tu favor.

7. Mantener siempre un ojo de fe. “Al no poner nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas” (2 Corintios 4:18). Las cosas materiales, las que podemos ver con nuestras vistas, son efímeras y perecen pero las cosas que no se ven perduran para siempre. Alimenta tu fe cada día por medio de la Palabra de Dios, solo medita, memoriza y cree.

“El Cielo y la Tierra Pasarán, Pero Mis Palabras No Pasarán” (Mateo 24:35) (RVR1960).

Dios te bendiga.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here