Dios es mi Socorro

Cuando estés atravesando momentos dificultosos, donde todo pareciera que ya ha terminado y pareciera que ya no hay esperanzas, clama al Señor con toda tu alma y todo tu ser; y Él te responderá. Cuando leemos los Salmos podemos percibir que en muchas ocasiones el Salmista David también tuvo momentos dificultosos en su vida, especialmente cuando el rey Saúl estaba procurando matarlo. David reconoció que Dios siempre estuvo con él en momentos buenos, como también, en momentos malos. Su clamor y adoración siempre fue enaltecer a Dios en medio de cada adversidad reconociendo que Dios era y es; el Todopoderoso. Cada vez que los hijos de Dios alaban Su Nombre; Dios los escucha, así como escuchaba al rey David cuando clamaba a Él diciendo:

Sálvame, oh Dios, por tu nombre; defiéndeme con tu poder. Escucha, oh Dios, mi oración; presta oído a las palabras de mi boca. Pues gente extraña me ataca; tratan de matarme los violentos, gente que no toma en cuenta a Dios. Selah

Pero Dios es mi socorro; el Señor es quien me sostiene, y hará recaer el mal sobre mis adversarios.
Por tu fidelidad, Señor, ¡destrúyelos! Te presentaré una ofrenda voluntaria y alabaré, Señor, tu buen nombre; pues me has librado de todas mis angustias, y mis ojos han visto la derrota de mis enemigos. Salmos 54:1-7, NIV

Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. Salmos 121:2

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. HEBREOS 4:16

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here