Sanados por Sus llagas

Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por Sus heridas hemos sido sanados.
Isaías 53:4-5

Padre de amor y misericordia, gracias por amarme tanto. Gracias por el sacrificio que hiciste por mi en la Cruz del Calvario. ¿Lo merecemos? No, pero la misericordia de Dios es grande y prevalece por los siglos de los siglos. Gracias Jesús por llevarse con Usted todas mis enfermedades y mis dolores. Amén.

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here