Pon a Dios primero en todo

Mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33, RV60)

Si Dios esta primero en tu vida, todos estará en orden, esto no significa que no vas a tener tormentas en tu camino. Cuando ponemos a Dios primero, Él te ayudará a caminar en medio de la tormenta sin que nada te afecte. Dios tiene la habilidad de ayudarte en medio del caos y darte la paz porque lo pusiste primero en tu vida. Cada mañana que tú te levantas, pon a Dios primero y pasa tiempo con Él ante de empezar la faena del día. La Palabra de Dios dice, busca primero el Reino de Dios y Su Justicia y todas las cosas te serán añadidas. Cuando tú tiene un momento con Dios temprano en la mañana, puede salvar tu vida, tu matrimonio, tus hijos, tu finanza y tu salvación. Cada vez que pasa tiempo con Dios al instante que te levanta, cambia todo para tu bien. Me dirás “pero es que no sé orar”, “no tengo tiempo”. El problema es que las excusa vienen y van y al final te encuentras vacío, Jesucristo es el Único que puede llenar el vacío de tu alma, Él es el Único que te puede salvar y darte vida eterna. En las manos de Dios está nuestro futuro y nuestra esperanza:

Porque Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11

Oremos

Padre Celestial, Padre de amor y misericordia. En este día que Tú ha creado te doy gracias por darme un nuevo amanecer, como el Salmo dice: Este es el día que hizo Jehová; y me gozaré y alegraré en él. En el Nombre de Jesús creo por fe que me gozaré y me alegraré porque Tú oh, Dios, eres mi alegría y mi fortaleza. Padre mío y Dios mío, pongo en tus manos todas mis preocupaciones y mis miedos. Declaro en el Nombre de Jesús que el enemigo no prevalecerá y ninguna arma forjada contra mí y mi casa prosperarán. En este día declaro que la preciosa Sangre de Cristo cubre mi vida, mi casa, mis hijos, mi matrimonio, mi finanza, mi ministerio, mi fe; y mi ciudad. Jehová, inquieta mi corazón cada día para ponerte primero antes del alba. Gracias Padre Eterno por añadirme todas mis necesidades, eso lo obtengo cuando te busco primero. Padre Eterno en este día que Tú ha creado, declaro en el Nombre de Jesús que tu favor y tu misericordia estarán conmigo y mi familia todo el día, ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días. Amén.

Mensaje de Dios
Escrito por B. Flores
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here