Consultemos a Jehová

Humillémonos ante la Presencia de Dios.

“Y acudieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: Contra ti viene una gran multitud del otro lado del mar, y de Siria; y he aquí están en Hazezon-tamar, que es En-gadi. Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá” (2 Crónicas 20:2-3, RV60).

Cuando consultamos a Jehová Él nos ayuda y nos brinda la salida para que podamos pasar en victoria. El rey Josafat buscó ayuda a Jehová en oración y ayuno. El ayuno, las alabanzas y la oración, son armas muy poderosas para combatir a nuestros enemigos. Antes de buscar ayuda a los demás, pensemos que Dios es más poderoso, Él tiene el poder para resolver todas nuestras situaciones. Antes de tomar una decisión, consultemos a Jehová primero.

Meditemos que no podemos tomar buenas decisiones sin la guía del Espíritu Santo de Dios. Hay gentes que cuando tienen un problema lo menos que consultan es a Dios, van en busca de psicólogos, consejeros; y se las pasan consultando al hombre, menos a Jehová. Dice la Palabra de Dios en 2 Crónica 20, que cuando al rey Josafat le dijeron que una gran multitud venía para exterminarlos, el rey lo primero que hizo fue consultar a Jehová. La manera que el rey Josafat consultó a Jehová hizo que Dios enviara a su profeta y Su Santo Espíritu.

¿Qué hizo el rey Josafat para llamar la atención a Dios? ¿Qué hizo el rey Josafat para que Dios lo ayude con poder, maravillas y prodigios?

Cuando leemos esta historia maravillosa de lo que Dios puede hacer a nuestro favor, podemos notar siete principios muy importante para la vida del creyente; y para todo aquel que decida buscar el Camino de Dios:


1. El rey Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová.
2. En medio de sus problemas, el rey Josafat no le habló a Dios acerca de su situación, más bien; empezó a ensalzar a Dios. Empecemos a enaltecer a Dios y veremos Su poder manifestarse en nuestras vidas.
3. En medio de su situación, aprendió a descansar en Dios.
4. El rey Josafat ayunó e hizo pregonar ayuno a todo Judá.
5. El rey Josafat tenías armas de guerra y soldados a su disposición, pero reconoció que Dios era más fuerte que él.
6. El rey Josafat reconoció que el Todopoderoso, Jehová de los Ejércitos era más poderoso que los enemigos que le estaban haciendo la guerra.
7. Josafat puso su confianza en Dios, descanso en Él; y creyó en las palabras dada por el profeta de parte de Dios. Josafat aprendió a darle las gracias a Dios y alabar Su Santo y maravilloso Nombre y Dios lo prosperó, le dio muchas riquezas; y le otorgó larga vida.

Cuando consulta y buscas la ayuda de Dios, Él te dará la dirección para resolver todos tus problemas como lo hizo con el rey Josafat. Lo primero que el rey Josafat hizo fue que se humilló ante la presencia de Dios; y Él lo ayudó. Dios ayuda a las personas que se humillan ante Él. Cuando reconocemos que solo Dios tiene el poder para pelear, y resolver nuestros problemas; solo debemos de estar quietos y ver a Dios obrando a nuestro favor. El Señor nos dice a todos:

“y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios” (2 Crónicas 20:15, RV60).

Mensaje de Dios
Escrito por, Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here